[Difundimos] A propósito de la revolución cubana…

Difundimos algunas reflexiones escritas por un compañero a propósito de la revolución en Cuba, por sus apuntes tan necesarios para poner sobre la mesa y el debate tan necesario que genera, sobre todo luego de un año tan transcendental para el país insular y su proceso político.

10405623_10207046412232839_3687894284533785467_n
Viendo tantas publicaciones sobre la revolución cubana, vale la pena hacer un aporte dado que se ha proliferado mucho el vicio de la historiografía liberal, vicio que incluso muchos de los mismos anti-liberales marxistas critican, pero en el que han caído muchos, de recalcar héroes como los motores de transiciones, en muchos casos gentes que poco han tenido que ver. El materialismo histórico, desaparece como método de análisis, y todo se relega a adorar caudillos.

Inicio mi aporte rescatando los elementos acertados del pensamiento de Jose Marti, pues decía y con mucha razón: “Cambiar de dueño no es libertad.”

Hay que partir de algo, la resistencia del pueblo cubano es histórica, y admirable en muchos ámbitos, pero no ha sido el monopolio de esta persona o ese grupo, sino la manifestación colectiva del descontento de la inestabilidad continua que han sufrido por sus condiciones sociales, se han manifestado a través de todo tipo de ideas, pero eso sí, ha habido un tipo de ideas que predominaron en la historia de la clases bajas cubanas: el anarquismo. El movimiento obrero cubano, como el español, tuvo más influjo de las ideas anarquistas, que de las marxistas; de hecho, el movimiento anarcosindicalista cubano fue uno de los más fuertes, junto al español e inició desde finales de 1800, con la difusión que hicieron españoles exiliados en Cuba. Fue el movimiento obrero, con la claridad de las ideas libertarias, que se decidió a fundar la primera central sindical en 1925, que fue la Confederación Nacional Obrera Cubana, como idea de varios anarquistas como Alfredo Lopez. E incluso tras la represión gubernamental que sufrió la CNOC, fueron también los abanderados con las ideas libertarias, quienes ayudaron a la creación de la (Confederación General de Trabajadores) CGT. La CNOC, fue incluso la mecha para que estallará la huelga general y posterior insurrección de 1933, durante la presidencia de Machado, que dio lugar a su derrocamiento. Insurrección que trató de ser acallada por el Partido Comunista Cubano, bajo el liderazgo de Cesar Vilar, a cambio de obtener espacio en la burocracia gubernamental cubana, además de la dirigencia de varios sindicatos amarillos, cosas que le prometió Machado si acallaba la insurrección. Pero falló.

Además de que muchos de sus militantes libertarios participaron en actos de resistencia a través de todo Cuba, incluso armada. La mayoría de anarquistas como Lopez o Alfredo Barreiro entre muchos otros, ya habían llamado incluso desde la presidencia de Machado a una resistencia armada contra la dictadura de éste e incluso contra la de Batista, muchos armaron grupos de autodefensa barriales, y movimientos campesinos de resistencia. Desarrollaron escuelas por todo Cuba, que fueron desde enseñanza libertaria, hasta metodología insurrecional como el manejo de armas, muchas de estas incluso fueron aprovechadas por los que fueron a pertenecer al M26J.

El movimiento anarquista fue prácticamente aniquilado durante la dictadura de Machado, la cruenta represión dejó varias colectividades organizadas en el exilio, y unos cuantos en Cuba que organizaron células sindicales clandestinas y organizaciones de autodefensa armada. Estos procesos de base fueron durante la revolución cubana una fuerza considerable, diferente del M26J que fue un proceso ajeno al pueblo en gran parte, conformado por un puñado de individuos (menos de 100 personas son los estimados usuales), y que cuenta la historiografía liberal (adoptada incluso por muchos marxistas), tras sus éxitos en Cuba, el pueblo se unió a ellos así sin más. De hecho, fue esta miopía con respecto al ya organizado pueblo por fuera de sus esferas, que algunos como el Che, creyeron que el foquismo era una estrategia exitosa. No lograron analizar que la organización popular era histórica, y que su papel en la insurrección no fue especial… En realidad el pueblo ya estaba organizado desde mucho antes, y con unos objetivos más claros y revolucionarios que el proyecto que adoptaron eventualmente en Cuba (sin de meritar conquistas sociales que se hayan hecho en Cuba en la actualidad). La mayoría de anarquistas que otrora se organizaron en las diferentes organizaciones anarquistas, como la SIA-Cuba (Solidaridad Internacional Antifascista), una organización que ayudó a gestionar suministros para el bando libertario dentro de la Guerra Civil española, y cuyo cofundador fue el papá de Camilo Cienfuegos, ya que los padres de Camilo eran anarquistas españoles exiliados. Como la ALC (Asociación Libertaria Cubana) , que a su vez eventualmente gestó las Juventudes Libertarias, organización de la que el papá de Camilo también fue cofundador. Toda la gente que estuvo alrededor de estas organizaciones y que no fue cruentamente masacrada por su lucha incesante alrededor del pueblo, ayudó a gestar movimientos de resistencia armada, mientras los anarquistas exiliados se encargaron de ayudar con la gestión y envío de armas y todo tipo de suministros bélicos;además muchos, también volvieron en forma clandestina para participar en los movimientos de resistencia armada que se dieron durante la masiva insurrección cubana.

Muchos de estos ya habían previsto lo que sucedería con la revolución en manos de los castristas, dado que su discurso ‘popular’ logró ganar eventualmente incluso el apoyo de sectores reaccionarios como la iglesia o la burguesía liberal, así que eventualmente antes de que Castro llegará de Sierra Maestra a la Habana, ya incluso su movimiento 26J había decidido dizque un gobierno provisional con Manuel Urrutia como presidente, por encima de todos los otros movimientos de resistencia armada, que lo superaban por mucho en apoyo popular y en cantidad. Así que varios anarquistas que se habían tomado el Palacio Presidencial, alrededor de 500, armaron barricadas y se quedaron ahí, además de apropiarse de tanques de un cuartel militar cercano, dispuestos a defender la insurrección y a encaminarla por el verdadero camino de la revolución social. Lastimosamente para este momento, el discurso amplio y demágogo de Castro ya había cooptado incluso a algunos anarquistas, que lograron convencer a sus amigos de que Castro eventualmente dejaría florecer el proyecto libertario de la autogestión, la autonomía y la solidaridad. Que el proyecto anticapitalista triunfaría con él. Qué equivocados estaban.

El movimiento libertario vio, no poco después del posicionamiento de las castas castristas, que el gobierno fue calcando el mismo modelo soviético de estatalizar (nacionalizar) todo; de romper sus promesas de disolver el ejercito y crear milicias populares, cuando en realidad militarizó todo Cuba, calcando el modelo burocrático capitalista e incluso haciendo obligatorio el enlistarse en el ejercito por primera vez en Cuba, haciendo de Cuba una de las sociedades más militarizadas; además de empezar a acabar de forma sistemática con ayuda de las agencias secretas soviéticas, y las mismas suyas creadas en Cuba, a todo tipo de disidencia fuera marxista misma o fuera anarquista, obviamente con la excusa típica de la conspiranoia de la CIA, contrarrevolución, trotskismo, menshevismo o lo que sea. El fuerte movimiento libertario, que jugó uno de los papeles más importantes en las luchas populares, estaba exterminado. No solo por los sectores de la derecha y fascistas, sino incluso, por sus mismos ‘camaradas’.

Para finalizar, adjunto un extracto que salió en El Libertario, el órgano de la ALC en Julio 19, 1960, y que no más de un año después, sería suprimido, junto a los demás órganos de difusión anarquistas, por parte del ‘gobierno revolucionario’ cubano:

“La ALC estuvo desde el génesis en el medio de la batalla en contra del régimen de Bastista. En Marzo 10, 1952, cuando las hordas de Bastista llevaron a cabo su golpe de estado para tomarse Cuba, la ALC propuso la solidaridad para la lucha de todas las organizaciones revolucionarias buscando así la reorganización de un movimiento resistencia armada unido, y así repeler a las tropas de Batista. Pero la cobardía y la desmoralización del gobierno de Socorras — “es muy tarde. Debemos evitar los ríos de sangre” — le dio a Batista una victoria sencilla. ¡Luego la sangre fluyó a torrentes!, ni por un instante descanso la ALC en su lucha para vencer a Batista.

En 1956, la ALC publicó un panfleto Proyecciones Libertarias denunciando las desastrosas políticas del gobierno de Batista y manifestando nuestra posición. En un discurso dado a la concejo de la CTC, nuestro camarada Isidro Moscú por parte de la ALC denunció abiertamente la dirigencia sindical que controlaba el CTC, acusándolos de corrupción. Su discurso fue ampliamente publicitado por la prensa cubana. Más tarde en ese mismo año (1957) la ALC publicó un manifiesto – 50.000 copias — públicamente exponiendo las manipulaciones asquerosas y la corrupción dentro de la dirigencia del movimiento obrero, y explicando claramente la posición de la ALC.

La ALC en todo momento estuvo abierta e hizo público sus intereses y recursos disponibles para los militantes clandestinos y las organizaciones rebeldes. Entonces, en Diciembre 31, 1956, escondimos en nuestra centro de reuniones — a pesar de los riesgos — a un joven que estaba siendo cazado por la policía por supuestamente haber cometido actos violentos en Marionao en contra del régimen de Batista. La mayoría de nuestros camaradas estuvieron activos en el movimiento insurrecional. El Directorio, La Revolución Obrera, La Federación de Estudiantes Universitarios, etc., etc. Nuestro centro fue usualmente el lugar de reunión de muchos rebeldes pertenecientes a otras organizaciones. Fue incluso usado por el M26J para entrenar hombres en el uso de armas. Y nuestro centro se volvió un distribuidor de montañas de literatura anti-Batista. Literalmente cientos de nuestros camaradas fueron perseguidos, torturados, exiliados y asesinados. Aquí hay unos cuantos.

Boris Santa Coloma; asesinado en Julio 26, 1953 en el muy celebrado ataque supuestamente liderado por Castro, al Cuartel Moncada. Aquila Iglesias, exiliado. Alvarez y Barbieto, exiliados. Miguel Rivas; desaparecido. Roberto Bretau; aprisionado. Manuel Gerona; aprisionado. Rafael Serra; torturado. Modesto Barbieta, Maria Pinar, Dr. Pablo Madan, Placido Mendez, Eulegio Reloba y sus hijos, Abelardo Iglesias, Mario Garcia y sus hijos: todos ellos en prisión, torturados y en muchos casos a duras penas escapando su asesinato. Isidro Moscú; aprisionado y dejado morir tras torturas brutales. Con Moscú, un enorme grupo de camaradas fueron aprisionados y torturados por preparar una insurrección armada en la provincia de Pinar del Rio. Nuestro centro fue allanado muchas veces por la policía de Batista. Hubo intercambios de disparos en muchos casos. Muchos camaradas fueron arrestados y brutalmente golpeados. Libros y archivos de la organización fueron confiscados. Pero a pesar de todas estas atrocidades, nuestro movimiento después de sacrificios heroicos, sobrevivió para luchar con una dedicación inquebrantable.” [sic]

* Para leer sobre la historia del movimiento anarquista cubano. El libro de Frank Hernández es una excelente fuente, se llama “Anarquismo Cubano: La historia de un Movimiento.”

*También el libro de Sam Dolgoff, “La revolución cubana: una perspectiva crítica.”

Anuncios

Un pensamiento en “[Difundimos] A propósito de la revolución cubana…

  1. Pingback: 10 HECHOS: Lo más leído | Rebeldía Contrainformativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s